Girasol: Los Lotes Recolectados, Provenientes De Siembra Temprana, En Buenos Aires Y La Pampa, Mantienen Los Rendimientos Promedios Zonales, Pese A la Seca.

Los lotes recolectados, provenientes de siembra temprana, en Buenos Aires y La pampa, mantienen los rendimientos promedios zonales, pese a la seca. Se espera mayor variabilidad, en función de la fecha de siembra y la localidad, para lo que resta por cosechar. La Bolsa de Cereales y el USDA mantienen la estimación de una producción nacional de MT 3,6. En el mercado mundial de aceites, no es demasiado significativo el impacto de la menor producción esperada de soja, a raíz de la seca argentina.

Autor: Lic. Jorge Ingaramo para ASAGIR - 12/03/2018


La campaña argentina 2017/18.

El Informe de la Bolsa de Cereales del 07/03, registra el inicio de la cosecha en Buenos Aires, La Pampa y San Luis.

A nivel nacional, el área recolectada asciende a 739.000 hectáreas, con un rendimiento de qq/ha 21,3 y un avance inter-semanal de 4 puntos porcentuales.

En anteriores informes, se consignó que había concluido la cosecha de Chaco y Centro-Norte de Santa Fe, con buenos rendimientos de qq/ha 19,8 y 23,2. También se encuentra avanzada la recolección en las zonas Núcleo Norte y Sur y Centro-Este de Entre Ríos, con rindes razonablemente buenos.

En San Luis, se ha cosechado el 20% del área de 23.000 hectáreas, también con rindes normales de qq/ha 18,8.

En el Sur, el detalle regional es el siguiente:

En el Norte de La Pampa - Oeste de Buenos Aires, la cosecha avanzó, en los lotes tempranos, alcanzando rendimientos de qq/ha 21 a 30, con una media de 25,5 para el 18% del área a cosechar.

En el Centro de Buenos Aires (12% cosechado) los rindes son bajos (qq/a 19,4).

Es menor el avance en las restantes áreas: a) en el Sudeste de Buenos Aires (3% recolectado), los lotes tempranos presentan un rango de qq/ha 15 a 29, en sus rendimientos, con un promedio de 21,5; b) en el Sudoeste de Buenos Aires - Sur de La Pampa, los rindes ofrecen gran disparidad, el área cosechada es el 6% del total y la media de producción obtenida es de qq/ha 19,8 y c) en la Cuenca del Salado, se recogió el 8% de las 99.000 hectáreas aptas, con rendimientos de qq/ha 25.

La Bolsa consigna que, pese a las condiciones de sequía, los primeros rindes alcanzados en Buenos Aires y La Pampa, se encuentran dentro de los promedios zonales "aunque las expectativas para el resto de los lotes que comenzaron a madurar fisiológicamente son muy heterogéneas". En razón de ello, se advierte que podría ser modificada la actual proyección de MT3,6 (igual que la del USDA) a nivel nacional.

El Informe del USDA de Marzo de 2018.

Comparando con el Informe de Febrero 2018 se observan las siguientes modificaciones:

La caída en la producción esperada de soja es el principal hito, a raíz de la seca que afecta a la producción argentina. A nivel mundial caería en MT 6,06; que no se traduce en una reducción del crushing, sino en una caída en MT 3,74 en los stocks finales.

Para el resto de las semillas oleaginosas las modificaciones son menores, registrándose subas para algodón, maní y colza y un crecimiento de 345.000 toneladas en la oferta esperada de girasol, pese a la reducción en 138.000 toneladas, de la producción rusa (se mantienen las proyecciones para Ucrania, la Unión Europea y Argentina, en MT 13; 9,3 y 3,6, respectivamente). El consolidado para las 7 principales oleaginosas arroja una merma de MT 4,12.

El crushing total crece apenas MT 1,72 influido por subas de MT 0,75; 0,59 y 0,22 en las moliendas de soja, canola y girasol, respectivamente.

La digestión de stocks de la soja es la responsable de la merma de MT 3,13 en las existencias finales. En girasol no hay modificaciones sustantivas.

El citado aumento en la molienda total se traduce en una mayor oferta de los 9 principales aceites (apenas 660.000 toneladas), con participaciones significativas (en la suba) para el caso de la canola y en menor medida de la soja.

Por su parte, el consumo se modifica en línea con el aumento en la producción, una vez más con un crecimiento relativo más pronunciado, en el caso de soja y en menor medida, canola.

De la comparación con el cierre de la campaña anterior, surge que:

La producción mundial de las 7 principales oleaginosas caerá 0,1%; mientras que la molienda se incrementará 3,9%. Será abastecida con 2,4% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks disminuirán 1,2% (una vez más, por la soja).

La producción de girasol caerá 3,5%, unas MT 1,68 y el crushing disminuirá 1,9%. Las exportaciones mermarán 15,3% y se digerirán stocks por 20,0%.
La relación stocks/consumo bajará, para las 7 oleaginosas, del 23,1 al 21,1%. Para el caso del girasol, también lo hará del 6,1 al 5,0%.
En Ucrania, se registraría una caída interanual del 14,5% en la producción de girasol (unas MT 2,2 de baja). También cae la oferta de girasol de Rusia (4,6%), mientras que sube un 8,5% la de la Unión Europea.

La producción consolidada de girasol de nuestros tres competidores del Hemisferio Norte, pasará de MT 34,6 a 32,7 (5,7% de merma, o sea unas MT 1,97).

La producción de los 9 principales aceites crecerá 4,6%, mientras que el consumo lo hará al 3,9%. Será abastecido por un 0,1% adicional de exportaciones. Los stocks crecerán 6,3%. La clave del aumento de la oferta se encuentra en la producción de MT 4,90 adicionales de aceite de palma (7,6% de suba interanual), de las cuales MT 2,19 pasan a engrosar los stocks y MT 2,95 van al consumo.

Por su parte, la producción de aceite de girasol caerá 2,4%, mientras que el consumo subirá 3,5% y se reducirán 11,3% las exportaciones. Las existencias finales serán 18,2% inferiores a las de 2016/17.

La relación stocks/consumo crecerá de 10,8 a 11,1%, para todos los aceites. Para el caso del nuestro, caerá de 9,9 a 7,8%. Se recuerda que las producciones de aceites de oliva, coco y palma no se originan en semillas oleaginosas de siembra anual, sino que son el producto de plantaciones y sus rendimientos anuales no están determinados por decisiones empresarias del período de mercado, sino por el clima, como factor preponderante.

El USDA reestimó en Diciembre las exportaciones futuras (2017/18) argentinas de aceite de girasol: de 625.000 a 750.000 toneladas. Esta cifra, mantenida hasta Marzo, es inferior en 40.000 toneladas a la de la campaña 2016/17, de 790.000 toneladas. Nuestra participación en el comercio mundial crecerá de 7,6 a 8,1%. Por su parte, las ventas externas de Ucrania (aceite) declinan en 851.000 toneladas (14,5%), hasta las MT 5,0; lo cual reduce de 56,2 a 54,2% su participación en el mercado mundial.

Precios y mercados.

En Febrero, los precios promedio mensuales para los aceites, en Rotterdam, presentaron en relación a Enero, el siguiente comportamiento: los de girasol y palma crecieron 1,3 y 0,6% respectivamente, mientras que los de soja y canola cayeron 2,5 y 2,2%.

Si la comparación se efectúa con los promedios de Febrero de 2017, se registran mermas del 11,6; 5,6 y 1,7 para los aceites de palma, canola y girasol, mientras que sólo aumenta 0,8% el de soja.

Al cierre del día 9 de Marzo de 2018, el aceite de girasol cotizó, en Rotterdam, para contratos de Abril, U$S/tn 787,5 (valor inferior al promedio de Febrero, de 794). La posición Julio-Setiembre registra U$S/tn 812,5. Se observan descuentos de 1,3 y 6,0% en la posición Abril, con respecto a los aceites de canola y soja. Para Julio, se registra un descuento del 2,3% en relación al aceite de soja y se recupera una prima de 3,1% con respecto al de canola.

Para nuestras exportaciones, que enfrentan claras restricciones de acceso al mercado único de la U.E., la referencia más próxima de precio externo la da el valor FOB de nuestro principal competidor (Ucrania, con el 54,2 % del comercio mundial), que además cuenta con una ventaja de localización (respecto a los mayores demandantes) expresada en el diferencial de costos de fletes: allí, los contratos registran U$S/tn 735 para Abril 2018. Estos valores son los que, en definitiva -corregidos por el diferencial de fletes- condicionan el FOB local de los próximos meses y por ende, la capacidad de pago de la industria al productor de materia prima (grano).

El MINAGRO publicó índices FOB de U$S/tn 730, para el aceite de girasol. También el FOB para exportación de semilla de girasol a granel: U$S/tn 350 para Marzo. Por otra parte, presentó su cálculo del FAS teórico para el valor implícito del grano, una vez descontados el fobbing y los costos de industrialización, comercialización, financieros e impositivos. Se publicó un FAS de $/tn 6.189 o sea U$S/tn 307; en el cual no se computan las bonificaciones por materia grasa ni descuentos por cuerpos extraños y acidez.

El Informe del Monitor Siogranos que, como se sabe, indica el precio y la modalidad comercial de los contratos registrados, arroja los siguientes valores medios, para el cierre del 8 de Marzo: a) Precio Cámara Bahía Blanca: $/tn 5.875 o sea U$S/tn 291,6; b) Precio Cámara y Fábrica Quequén de $/tn 5.673 o sea U$S/tn 281,5 y c) Precio Cámara Rosario $/tn 6.421 o sea U$S/tn 318,7. En las fábricas, se pagaban 3 dólares más.

El INDEC publicó, en su Informe de "Intercambio Comercial Argentino", las exportaciones de aceite de girasol de Enero 2018.

Lamentablemente, no incluyen el dato de harinas o pellets. Las ventas de aceite alcanzaron la cifra total de MU$S 27, con una suba de MU$S 4, con respecto a igual período de 2017 (+17%).

El MINAGRO registró que las compras de la industria, del producto de la campaña local 2017-18, declaradas hasta el 28 de Febrero, alcanzaban MT 1,291. Entre ellas, las efectuadas a fijar representaban el 35% del total, de las cuales el 44 % ya tenía precio cerrado. Las compras para exportación de grano de la campaña 2017-18, fueron de 29.200 toneladas, de las cuales 42% se contrataron a fijar y un 47% ya tiene precio hecho. Las Declaraciones Juradas de Venta Externa de grano alcanzan las 1.000 toneladas.