Buen clima para el riesgo agropecuario.

La recuperación del campo y la llegada del fenómeno del Niño apuran la contratación de pólizas. Las expectativas para la Campaña 2017-2018 y el ramo visto por las cabezas de las principales compañías que operan el segmento rural. Los productos más vendidos y las apuestas a un sector que vuelve a crecer.

Autor: por ELENA PERALTA en Cronista - 09/08/2017

El pronóstico de las pólizas de riesgo agropecuario viene con viento a favor. Mientras aumentan las áreas sembradas y la ganadería se recupera, en la campaña 2017-2018, sufrirá la vuelta de un fenómeno climático conocido: el Niño. Y otro con mucho menos prensa, pero también dañino: el Neutro. "La campaña 2017-2018 estará signada por un incremento en los valores asegurables por hectárea, por una baja de tasas debido a la incorporación de nuevos competidores y por una siniestralidad de la campaña pasada, que fluctuó entre las distintas compañías pero tuvo un resultado global positivo cercano a un 65%", resume Juan Sarquis, presidente de Nación Seguros. La entidad estatal cerró la última campaña con un balance positivo. "Somos la firma que más creció porcentualmente en el rubro granizo, respecto de la campaña anterior, donde ocupamos el séptimo puesto en cuanto a producción", afirma.

Desde Provincia Seguros, coinciden. "Si las condiciones climáticas acompañan, puede ser un nuevo año récord en siembra de cultivos relegados en los últimos años, como el trigo. Creemos que en esta campaña se superarán todos los rindes históricos", dice Mariano Sacco, jefe de Riesgo Agrícola. Ayudó el viento de popa del período anterior: "Tuvimos un nivel siniestral inferior a la media. El crecimiento previsto para la próxima campaña ronda un 35%", agrega.

Las cabezas del seguro agropecuario coinciden en que, en cuanto las perspectivas macro mejoren, el campo será uno de los primeros sectores en picar en punta. "Se observa un buen comienzo de campaña, fundamentalmente de cultivos de invierno. Las expectativas generales son buenas por el aumento del valor de los commodities. Esto repercute directamente en el aseguramiento de la siembra", adelanta Gustavo Mina, gerente de Seguros Agropecuarios de Sancor Seguros.

La compañía figura tercera en el ránking de participación 2016-17, elaborado por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), en base a su última Encuesta Nacional Agropecuaria. Este año, el grupo planea crecer un 6% en hectáreas. "Venimos de una campaña buena, en la que terminamos con una siniestralidad del 50%, y con un incremento de hectáreas aseguradas del 12%. Por el volumen de hectáreas que se siembran de soja, seguirá siendo el cultivo de mayor aseguramiento. Pero, esperamos un crecimiento en trigo, maíz y girasol", explica Mina.

Por su parte, Silvana Roccabruna, gerente de Riesgos Agrícolas de Zurich Argentina, confirma que el arranque de la siembra de invierno es positivo. Esto coincide con el aumento de la superficie sembrada con éstos. "Esperamos un aumento de la demanda para los cultivos de grano grueso", dice.

En el seguro agrícola, lo que sirve de argumento para vender las pólizas es lo que potencialmente afecta a las áreas aseguradas a la campaña siguiente. "Si bien la campaña de fina arrancó bien, hay regiones con problemas hídricos que podrían afectar la superficie sembrada. Nuestras expectativas están en consolidar el resultado de la campaña anterior con un pequeño crecimiento en las hectáreas aseguradas", dice Julián Alí, gerente Técnico de San Cristóbal Seguros.

Para esta campaña, el Servicio Meteorológico pronostica la vuelta de El Niño. Según la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA), sus efectos se harán sentir a partir de este mes y se combinarán con los efectos residuales de la Niña, fuerte en la campaña que acaba de terminar. El Niño, en la región latinoamericana, se caracteriza por provocar un caudal de precipitaciones superior a lo normal. No obstante, se prevé que las lluvias no serán tan altas como en el ciclo 2015/16, en el que se perdieron más de 1,5 millón de hectáreas. Además, se producirá la entrada del Neutro, otro fenómeno proveniente del Atlántico, que aumenta la amplitud térmica y las precipitaciones, y que se hará sentir sobre todo en la provincia de Santa Fe.

Según todas las previsiones, el granizo continuará reinando en el mercado. Según la Encuesta Agropecuaria de la SSN, sumando las pólizas simples y las que contemplan adicionales, el riesgo de granizo se llevó más del 90% de las pólizas emitidas en 2016-2017.

La variable del granizo

"La principal preocupación del chacarero sigue siendo el clima, cuya variabilidad año tras año vuelve irrelevante cualquier pronóstico de mediano o largo plazo. Hoy en día, prácticamente, el 90 por ciento de nuestras operaciones son de Granizo, y el 10% restante incluye algún adicional como Helada, Viento, entre otros", afirma Sebastian Cataffo, responsable de Seguros Agrícolas, de Federación Patronal. La compañia, que tiene una participación del 3,2% en el mercado y ocupa el octavo lugar en el ránking de aseguradoras del ramo elaborado por la SSN, viene de un cierre de campaña con números favorables. El aumento del precio de los commodities y la expectativa de mejores rindes propiciaron un aumento de las primas que atenuaron los efectos negativos en la siniestralidad. Creemos que la campaña que se inicia continuará en esa línea", resume Cataffo.

Desde Sancor Seguros comparten el pronóstivo sobre el producto. "Es nuestra principal línea de negocios", afirma Mina. Los seguros agropecuarios representan el 3% del total de la facturación del grupo. La apuesta, explica el ejecutivo, es a las soluciones "a medida" de cada productor. "Ofrecemos beneficios exclusivos pre campaña. Dentro de estos packs, tenemos el Doble Cultivo, donde el productor accede a la contratación del seguro para el trigo y la soja en un solo trámite, con la particularidad de que las coberturas a las cuales accede con este producto son diferenciadas en cuanto a costo y alcance. El ramo ganadero está creciendo. Aseguramos la vida del animal en los diferentes sistemas de producción, como cría, engorde y feed lot, entre otros", destaca.

En Zurich prevén un ratio de siniestralidad de alrededor del 65%. Con más de 1 millón de hectáreas aseguradas en todo el país, la compañía ocupa el sexto lugar en el ránking de la SSN con una participación del 5,4% del mercado agrícola. Roccabruna asegura que, a la hora de la estrategia, esta campaña enfocará en generar previsibilidad ante la incertidumbre climática y, para ello, hace hincapié en los inicios del seguro. "La cobertura para el granizo tradicional, por ejemplo, comienza a las 12 horas del día siguiente al que se contrató", dice.

La firma ofrece la posibilidad de adelantar las coberturas plenas. "Los servicios de protección de cultivo normalmente se dividen en un período de resiembra, donde las coberturas van desde el 20% al 50% de la suma asegurada frente a un siniestro. En nuestro caso, brindamos la posibilidad de que el cliente anticipe el comienzo de la cobertura plena y que desde el inicio del cultivo esté cubierto al 100% de la suma asegurada", comenta su ejecutiva responsable de Riesgos Agrícolas.

Sacco coincide en que el granizo seguirá prevalenciendo entre las pólizas más contratadas. "Históricamente, se llevan casi en un 95% del mercado, con la toma de coberturas de adicionales como vientos y heladas, que son requeridos según cómo se presente el año y los cultivos que se quieran cubrir. En esta campaña, consideramos que se comercializarán más adicionales en los cultivos de invierno, como trigo y cebada, por los fenómenos meteorológicos que se está pronosticando", indica.

Gestión de riesgos

Provincia Seguros viene trabajando en el desarrollo servicios de gestión de riesgos. "Con diversas herramientas técnicas, que van desde una plataforma web con acceso a pronósticos hasta alertas agroclimáticas, imágenes satelitales e índice verde y también financieras, como la tarjeta Procampo, que brinda financiaciones a tasa 0% en la contratación de los seguros", comenta Sacco.

El ejecutivo adelanta que desde el área de Seguros del Provincia se están desarrollando coberturas de índices agroclimáticos para riesgos sistémicos, como sequía e inundación, que no están cubiertos en la actualidad. "De esta forma, se podría brindar protección y total transferencia del riesgo, dándole mayor estabilidad y previsión al sistema productivo", amplía.

Las primas agropecuarias representan un 2,7% de la cartera de San Cristóbal. Dejando de lado el core de automóviles, que es el fuerte de la compañía, la participación del ramo asciende al 12,5% de las primas emitidas. Para ampliar esa franja, la compañía apuesta al crecimiento en las zonas más calientes. "Principalmente, Santa Fe, Entre Ríos, Este de Córdoba y Norte de Buenos Aires, con productos para dar cobertura de granizo y adicionales para los cultivos de fina y gruesa", adelanta Alí.

La oferta de la compañía incluye, como adicional al granizo, la bonificación de la cobertura de planchado de suelos y la combinación de coberturas de granizo, viento, heladas y resiembras elevadas con descuentos en la tasa para compras tempranas. "También damos la posibilidad de contratar el trigo atado a la soja de segunda, con el beneficio para el productor de poder pagar todo al vencimiento de la cobertura de Soja, en mayo, pero cobrando los siniestros de fina en enero", explica el ejecutivo de San Cristobal.

Un mercado que se profundiza

El acopio de granos, tradicional en la última década, impulsó los adicionales post cosecha. El mercado verticalizó la oferta de productos. Por caso, la firma QBE La Buenos Aires suma en su portfolio a las pólizas contra granizo y multiriesgo, los seguros de transporte de granos y ganado en pie. La compañía además tiene contratos de almacenaje con cobertura en planta de acopio y en silo bolsa y un seguro técnico sobre maquinarias. Uno de sus productos más recientes es el seguro de patrimonio, que cubre los bienes del productor tranqueras adentro. La iniciativa se explica por el posicionamiento: la compañía está novena en el ránking de la SSN y tiene una participación del 3,2% del mercado.

Zurich, por su parte, ofrece los productos "silo bolsa" y "transporte cereal", pensando en completar el ciclo productivo. Nación Seguros, finalmente, le agrega al tradicional granizo y multiriesgo, la oferta de seguros para pick ups o flota de automotores, acopio, los seguros de vida obligatorios por el convenio de trabajo rural y las pólizas técnicas, de maquinarias agrícolas. Este último rubro representa hoy un 5,7% de la cartera de la compañía, el doble que sus primas de granizo. Un pronóstico alentador.

Números 2016-2017

Según la SSN, en la campaña que se va se emitieron pólizas por $ 2.822 millones y se pagaron siniestros por $ 2.777 millones. Las hectáreas aseguradas sumaron 18 millones y el capital asegurado, $ 97.776 millones. El granizo totalizó 85,4% de las
primas emitidas; granizo+adicionales, el 14,1%; y multiriesgo se llevó el 0,5%. Los cultivos anuales fueron los más asegurados (97,7%), compuesto en un 71% por oleaginosas. Córdoba fue la provincia con más primas (37,9%), seguida por la de Buenos Aires (27,6%).